jueves

animales patagónicos

º

Miro hacia fuera el paisaje en movimiento
de la fábrica
sus alrededores oscuros y pienso
que la inocencia puede perderse varias veces.

Como una degradación en secreto, los ácidos flotan
rebalsan
se extinguen.

En las inmediaciones de la fábrica
que ahora veo por la ventanilla
ocurrió aquello.

Después cambiamos.

Las cosas sucediéndose lentamente para desembocar en los cuerpos.

Siempre sonriendo
abriendo la boca en carcajadas
dejándonos temblar como si
no hubiese otra manera de ser.


º

(Doma Latina, 2010)

1 comentario:

  1. Hermoso poema. Sí, la inocencia puede perderse muchas veces. La buena noticia es que frente a la fábrica del universo, frente a sus oscuros alrededores, siempre somos inocentes. O al menos me gusta creer eso. Abrazo.

    ResponderEliminar

*no al efecto de felicidad conformista**
***no a la lejanía*

fernandamaciorowski

fernandamaciorowski

contacto

cuperfer@gmail.com

Archivos de Medea

Aliados