lunes

uno de Casas




Sin llaves y a oscuras


Era uno de esos días en que todo sale bien.
Había limpiado la casa y escrito
dos o tres poemas que me gustaban.
No pedía más.

Entonces salí al pasillo para tirar la basura
y detrás de mí, por una correntada,
la puerta se cerró.
Quedé sin llaves y a oscuras
sintiendo las voces de mis vecinos
a través de sus puertas.
Es transitorio, me dije;
pero así también podría ser la muerte:
un pasillo oscuro,
una puerta cerrada con la llave adentro
la basura en la mano.



Fabián Casas

4 comentarios:

  1. buenismo! casas un genio, tengo muchas ganas de comprar la antología q sacaron....

    ResponderEliminar
  2. si. yo todavía no la leí.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. muy buena la pregunta, será que la vida cotidiana también, está llena de muerte fuera del útero.

    Fernando

    ResponderEliminar

*no al efecto de felicidad conformista**
***no a la lejanía*

fernandamaciorowski

fernandamaciorowski

contacto

cuperfer@gmail.com

Archivos de Medea

Aliados