lunes

lava en el corazón

Vestido plateado

Su vestido plateado cegó a la ciudad entera. La confusión fue tanta que pronto cundió el pánico y tropecé con su zapato de hierro, caí sin ver y seguí cayendo. Traté de gritar pero era el vacío, yo era un planeta y su vestido plateado la luz. Todos creen que fue un sueño, nadie se atrevió a hablarlo aunque algunos sí salen a golpear todas las puertas. Pero no está ahí, lo sé, pude comprobarlo al amanecer cuando todos duermen y en los sueños son los mismos rostros, la misma canción sonando en un árbol hueco, el corazón que baila en el pecho y empuja ésta voz, con mucho esfuerzo, el amor.

Shaman y los hombres en llamas


No hay comentarios:

Publicar un comentario

*no al efecto de felicidad conformista**
***no a la lejanía*

fernandamaciorowski

fernandamaciorowski

contacto

cuperfer@gmail.com

Archivos de Medea

Aliados